ARTE EN CORRIENTES

Portal de Artistas Plásticos Correntinos
  • Seguinos en:
Mural de José Mizdraji, en el 70 Aniversario de la Asociación Correntina de Cultura Inglesa

Muestras

Imprimir esta página

Publicado el 28/03/2014

Inaugurada el Jueves 29 de Mayo – 21 hs - Jujuy 1315 - Corrientes.

Mural de José Mizdraji, en el 70 Aniversario de la Asociación Correntina de Cultura Inglesa

Permanencia y fecundidad de un aniversario

Han pasado 70 años del nacimiento en Corrientes de la, conocido y reconocido comunitariamente en nuestra provincia y región como La Cultural Inglesa. Ese tiempo acumulado de la enseñanza-aprendizaje del idioma inglés, consolidado ya desde hace tiempo como lengua de vinculación global en todos los aspectos inherentes al quehacer humano, ha tenido su asentamiento y afianzamiento en Corrientes de un modo incontrovertible.

En éstos últimos tiempos ha cobrado un impulso no sólo por la enseñanza del inglés en todos sus niveles, sino también por la intensa y prolífica actividad de extensión cultural que suscitara en nuestro medio. En la secuencia de la presente celebración institucional, se ha convocado y encomendado a José Mizdraji, la construcción de un mural que deje un testimonio visual y monumental de esta expresión artística como un sello más de la búsqueda y los logros en las vertientes cultural y educativa, el cual será inaugurado durante el año como parte de los festejos por las siete décadas de su presencia enraizada en nuestra provincia.

Obra destinada a proveer intensidad y contenido a la vida cotidiana

Los murales son públicos y épicos teniendo -a la vez- un matiz de plástica interpersonal con quienes establecen, a diario, contactos de diferentes magnitudes. No sólo de manera consciente en un suceso de connotación plástica, sino instalados en espacio abierto de muros y paredes, calles y avenidas, habilitados en los interiores de las instituciones públicas en lo que hace a diversos matices de identidad de conjunto, incluyendo espacios privados. Pero su presencia tiene un plus, por más desprevenido que esté un espectador siempre el mural se materializa en su inconsciente, pues es una expresión que imprime una onda expansiva por su valor extraordinariamente cotidiano y simultáneamente generador de una explosión silenciosa de la fantasía social. Eso lo tuvo bien presente el artista plástico José Mizdraji, reconociendo, por su experiencia, la épica y el lirismo del arte del muralístico, particularmente en el rasgo distintivo de su magnificencia invasivamente benéfica.


Ver por dentro la propuesta de José Mizdraji

El mensaje de la obra se orienta hacia una convergencia de lo pedagógico y lo estético, en delicado peso y contrapeso, que tiene como soporte técnico cuatro paneles trabajados con la técnica de acrílico y esmalte en agua, con medidas de 186 x 126 cm, obra que el artista desarrollara y culminara en el reciente 2012. Estimo reconocer en esta ponencia el tuteo de lo simétrico con lo asimétrico en la ductibilidad de su juego de significantes; es decir, un movimiento pendular generado por un sujeto estructurante que, en su indagación sedimentada en diferentes etapas, se enriquece con una claridad anticipadora a través de una riqueza cromática semejando a un caleidoscopio anárquico en el que subyace un orden, haciendo una síntesis de tendencias dentro de las artes plásticas. Luz, textura y trazo, perspectiva y volumen, intensidad, emocionalidad y perspectiva no tradicional marcan su impronta de epopeya, Riqueza de color y exuberancia de materia y forma, de lo abstracto a lo orgánico, del trazo elemental y complejo a lo neofigurativo; diálogo entre puntos fijos y puntos móviles; direccionalidad transparente de sentido hacia el espectador sin retacear el horizonte de lo polisémico. Una visualización que no exaspera sino que llama a la serenidad; una manera de decir abierta cuya transmisión comunicativa no cede ante lo decorativo sino que lo privilegia en sus planos, volúmenes y miríada de colores. Cuatro paneles y una obsesión: acercar al público una sugerencia polifónica y cuasi operística, propia de la tradición del mural; incluyendo esa intimidad de música de cámara, que se acerca a la atmósfera del lirismo para despertar nuevos mundos imaginarios; ese registro significativo -insisto- se inclina más por lo subliminal que por lo consciente, por lo afectivo que por la idea dura, por el diálogo de ida y vuelta soslayando la peligrosa cornisa del soliloquio y el aislamiento, al producir “las puertas abiertas de la percepción”. Expresar el espíritu de esta ponencia reclama la observación participante del espectador, en lo que concierne a una pregunta: ¿qué significa cada uno de los módulos ópticos en su conjunto y en su particularidad? ¿Cuál es el sentido de esta estructura maleable que proporciona -como todo arte- una captación multívoca? Eso depende de la subjetividad del espectador y la interioridad del artista en la intersección mágica del acto de la seducción estética. Me cabe en este texto que suscribo, expresar una conjetura ante lo expresable e inexpresable de una obra, en tal sentido pretendo suscribirme a un denominador común que le es inherente, una conciencia cósmica que expresa un mensaje pedagógico y didáctico, que involucra lo plástico asido a lo educativo y cultural. En consecuencia, esta tetralogía de mural se corresponde con lo artístico y con el hábitat institucional en el cual habita y transforma la producción de arte a quienes se adhieran y platican con su juego estético. La espiritualidad de la propuesta tiene signo de apertura y, por ende, la potencial riqueza de interpretaciones y comprensiones que sumarán el valor y el rumbo de este discurso visual. No pocos se preguntarán cuál es su esencia, cuál es su espíritu, qué es lo que cuenta, una respuesta plural que iniciará el mismo mural y se continuará en el público en su correspondiente plática inagotable el yo y el tú. En consecuencia, desde esta mirada personal, el espíritu o la esencia de este mensaje, abierto en abanico, expresa esa complicidad espontánea entre arte y educación, cultura e inspiración plástica, apuntando a generar una atmósfera orientadora en un ámbito institucional y público en que prima la experiencia ponderable y siempre multiplicadora de enseñanza-aprendizaje, en el ejercicio de la fascinante aventura de la conversación entre las almas, en la búsqueda de saberes que se aplican a la sabiduría dentro del horizonte cotidiano, con el valor agregado del latente y patente poder de apropiarse del campo de lo maravilloso.

Martín Alvarenga

Escritor, pensador, dramaturgo

El universo comienza en Corrientes, en la orilla feroz de un sol alucinante. Mesopotamia Subtropical, Argentina, el Universo, 03/03/13.


José Mizdraji

José Mizdraji - Artista Plástico Correntino

» Profesor de Grabado. Profesor de Pintura. Profesor de Dibujo. Maestro en Artes Visuales.

» 1997/98 - Beca Fundación Antorcha y Fundación para la Amistad Americana - Posadas - Profesores: Oscar Smoje. Sergio Bazan. Luis Felipe Noé.

» 1998/99 - Subsidio a la creación Artística - Fundación Antorcha.

» 1998/99 - Beca Fundación Antorcha y Fundación para la Amistad Americana - con los Artistas Plásticos Luis Wells, Sergio Bazan y Mónica Girón. Criticas: Laura Batkis y Adriana Lauría.



Fotos: Debora Durán y Simón Andrés



Imprimir esta página